fbpx
AudiTodoterrenoFamiliarCochesTurismoOpelBicicletaKiaMonovolumenAlfa RomeoCoupéBMWSeguridad VialComercialCitroënDescapotableDaciaTrialDSTrailFiatSportFordScooterHondaNakedHyundaiEnduroInfinitiEléctricaJaguarCustomJeepCrossLand RoverQuadLexusCiclomotorMazdaMercedes-BenzMiniMitsubishiNissanPeugeotPorscheRenaultSeatSkodasmartSsangYongSubaruSuzukiToyotaVolkswagenVolvoRoyal EnfieldApriliaBMW MotorradBrammoBultacoDaelimDucatiGoing GreenHarley DavidsonHonda MotosHyosungIndianKawasakiKTMKymcoLMLMashMoto GuzziMV AgustaNimotoPeugeot ScootersPiaggioQuadroSuzuki MotosSYMTriumphVespaYamahaZeroTesla

3,2 millones de conductores han retado a otro a salir del coche. Y tú ¿eres agresivo al volante?

Conductor agresivo

Gritos, insultos, gestos desafiantes u ofensivos, agresión física, adelantamientos bruscos, acosar a otro conductor conduciendo muy cerca o bloqueándole el paso… ¿Quién no ha vivido alguna de estas situaciones alguna vez? Las recomendaciones dicen que no hay mejor forma de hacer sentir ‘fuera de juego’ a un conductor agresivo que no hacerle caso. Y es un buen consejo porque la agresividad al volante influye, y mucho, en los accidentes de tráfico, por lo que cuánto más lejos, mejor.

Conductor agresivo

Según acaba de revelar el estudio de la Fundación Línea Directa, ‘Influencia de la agresividad en los accidentes de tráfico’, en España 2,6 millones de conductores admiten que se han peleado o estarían dispuestos a hacerlo por una riña de tráfico (el 10,9% del censo de conductores). Además, 3,2 millones reconocen haber retado a otro conductor a salir del coche para solventar sus diferencias. Son conclusiones obtenidas a partir de una encuesta a 1.700 conductores y al análisis de 464.000 accidentes con víctimas y del comportamiento de casi 789.000 conductores implicados en siniestros ocurridos entre 2012 y 2016. Mira este vídeo:

Un conductor agresivo multiplica por 30 el riesgo de sufrir un siniestro grave

Mantener actitudes provocadoras al conducir, además, multiplica por 10 el riesgo de sufrir un accidente con víctimas y por 30 el riesgo de provocar un siniestro con heridos graves. No es para tomárselo a broma. es más, casi 300.000 conductores muy agresivos reconocen que se vieron implicados en accidentes con víctimas en los últimos 5 años. Es lo que el estudio considera ‘violentos viales’.

Casi 300.000 conductores muy agresivos reconocen que se vieron implicados en accidentes con víctimas en los últimos 5 años

Conductor agresivo

¿Qué provoca la agresividad? Hay aspectos biológicos como las hormonas (testosterona), el cerebro (amígdala, hipocampo, tálamo y cerebro medio), los neurotransmisores (serotonina) y la herencia genética (explica el 50% de la conducta agresiva). A esto se añaden circunstancias que lo agravan como la frustración, la imitación, la necesidad de verse reforzado por otros ocupantes, el género (los hombres son más violentos), la intención, el ‘ojo por ojo’, el estrés (provocado, incluso, por el calor), la rumiación, la catarsis… El resultado es una sensación de poder e invulnerabilidad al volante, una pérdida de concentración y una mayor tendencia a conductas irresponsables y arriesgadas.

Más conclusiones sobre el conductor agresivo en España

El estudio revela más conclusiones a tener en cuenta:

  • El perfil del conductor agresivo corresponde a un hombre joven, de unos 32 años, con pareja, estudios medios, con menos puntos en su carnet de conducir y que circula principalmente por vías urbanas. Estos conductores reaccionan con más agresividad ante mujeres y conductores noveles.
  • El 35% de los españoles se consideran conductores agresivos, con mayor contundencia así lo opinan los murcianos y riojanos, mientras que los gallegos y extremeños opinan ser los más pacientes. Los conductores madrileños son vistos como los menos pacientes (51%), frente a los catalanes (12%).
  • El 20% de los conductores cree que el estrés provoca agresividad en el coche, principalmente el trabajo y la familia. El 15% lo atribuye a cnductas y maniobras que hacen los demás conductores y un 12% culpa a los atascos.
  • 6,9 millones de conductores (26%) reconocen haber adelantado bruscamente a otro vehículo para intimidarle por motivo de algún pique o rivalidad en la carretera.
  • La agresividad aumenta cuando se conduce acompañado por los amigos (57%) o solo (42%). Se reduce con los hijos (62%) con el cónyuge o pareja (37%) o con compañeros de trabajo (34%).

«La irascibilidad es una mala compañera de viaje. Ninguna maniobra y ningún atasco debe comprometer nuestra seguridad y la de los que nos rodean»: Francisco Varela, director general de la Fundación Línea Directa.

Conductor agresivo

Cómo evitar la agresividad al volante

¿Qué hacer si te irritas con facilidad? ¿Y si te topas con un conductor agresivo?

Antes de la conducción: 

  • Prepara el viaje, teniendo en cuenta posibles atascos e incidencias.
  • Si no puedes llegar a tiempo a una cita, llama y avisa.
  • Si acabas de tener una discusión fuerte, evita coger el vehículo.

Durante la conducción:

  • La respiración es fundamental: si ves que te está irritando, respira profundamente varias veces.
  • Si la agresividad se debe a una discusión en el interior del vehículo, no dudes en frenar la disputa y aplazarla. Si se debe a los niños, para en un lugar seguro y trata de calmarlos.
  • Si se debe a un tercer conductor, ignóralo; piensa que no hay mejor forma de hacer sentir “fuera de juego” a un agresivo que no hacerle caso.

Tras la conducción: 

  • Evita la rumiación, es decir, no te refugies en un pensamiento negativo cuando conduzcas. Distrae y aumenta la frustración.
  • Evita la agresión “en diferido”, no pagues con otros una frustración anterior. Cuando veas que comienzas a hacerlo, trata de reconducir tu conducta.

Conducción mindifulness o cómo disfrutar de un viaje más seguro y sin pensamientos negativos

Sara Soria
Periodista especializada en motor y seguridad vial. Escribo de coches, motos y movilidad. También soy jurado del Women's World Car Of The Year.

Top Reviews

Video Widget

gallery