fbpx
ActualidadCoches

Cómo instalar puntos de recarga en un garaje comunitario. Te damos las claves

Puntos de recarga en un garaje

Ya tienes casi decidido comprarte o conducir un coche eléctrico, pero antes tienes que resolver una cuestión importante, ¿qué tengo que hacer para instalar un punto de recarga en mi garaje comunitario? ¿Qué tipo de puntos de recarga me interesa? ¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en casa? Vayamos por partes.

¿Puedo instalar puntos de recarga en un garaje comunitario?

Si eres propietario de una plaza en un garaje comunitario sí puedes instalar un punto de recarga siempre que el cargador lo instales en tu plaza de garaje y asumas el coste de la instalación y del consumo de electricidad.

La única gestión que tienes que hacer es informar previamente al resto de vecinos a través del presidente de la comunidad o del administrador. Así lo exige la Ley de Propiedad Horizontal (art. 17.5). Realiza dicha comunicación por escrito (guarda una copia) y no se te olvide poner la fecha de comunicación y tu firma. También debe constar el tipo de instalación que vas a realizar y la fecha en la que está prevista la obra.

Vehiculo electrico en España

¿Es necesario que los vecinos aprueben los puntos de recarga?

Con la comunicación previa al administrador o presidente de la comunidad es suficiente. No es necesaria la aprobación de los vecinos, pero, ¡cuidado! Esto último depende del tipo de instalación que vayas a realizar, porque si implica realizar una preinstalación en el edificio o realizar la conexión a un contador comunitario (no directamente al de tu vivienda) sí tendrás que pedir permiso.

¿Qué tipo de instalación eléctrica se puede realizar en un garaje?

Lo más sencillo es que cada propietario realice una instalación individual desde el cuarto de contadores, bien conectando al contador de su vivienda o a un nuevo contador, y así sucesivamente para el resto de vecinos interesados.

Otra opción, que ya implica la aprobación de los vecinos, es realizar una preinstalación en el edificio, con un contador general nuevo para los puntos de recarga que discurra por todo el garaje, con sección suficiente para que posteriormente todo el que quiera pueda engancharse a esa línea y colocar en su plaza, de forma que no moleste a los demás vehículos, el punto de recarga junto a un contador secundario. Este contador secundario deberá ser periódicamente leído para poder generar los recibos y pasarlos al cobro. El inconveniente de esta opción es que la compañía facturaría el consumo del nuevo contador general a la comunidad y el consumo de los secundarios los debería facturar la comunidad con el consiguiente coste de contratar una empresa que realice las lecturas y lleve un control de los posibles impagos a la comunidad.

Los 12 coches eléctricos más vendidos. Los comparamos

¿Es necesario realizar una preinstalación eléctrica nueva en todo el garaje?

Es otra de las cosas recomendadas con la previsión de que cada vez sean más los coches eléctricos que se carguen en un garaje. Realizando una preinstalación eléctrica será garantía de un correcto suministro con la potencia aconsejada para cada vehículo (ten en cuenta que los coches eléctricos cada vez vienen con baterías más grandes para una mayor autonomía). Esta opción implica que sea aprobado por los vecinos en una junta. La instalación comunitaria podrá aprobarse por mayoría simple y vincula a todos los propietarios al pago, incluidos los disidentes.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de contratar la instalación eléctrica?

La instalación debe cumplir con lo establecido en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) para evitar posibles reclamaciones de subsanación de defectos en futuras inspecciones del garaje. Ten en cuenta que al realizar una nueva instalación eléctrica tendrás que disponer del Boletín Eléctrico correspondiente, te lo podrán pedir cuando haya inspección.

También hay que tener en cuenta que con la nueva normativa aparece la figura del gestor energético. Son entidades que pueden vender exclusivamente energía eléctrica para los puntos de recarga. Por este motivo, desde el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, recomiendan analizar bien las tarifas ofertadas para que en el importe final aparezca incluido no sólo el consumo eléctrico, sino también la parte correspondiente a los peajes (tarifas de acceso) para evitar futuras sorpresas en la facturación.

Punto de recarga tipo Green'up
Punto de recarga Green’Up

¿Podría haber otras normas que cumplir para instalar un punto de recarga?

Sí podrías tener que cumplir algunas normas a la hora de realizar la instalación del punto de recarga si así se aprueba en la comunidad. Y es algo recomendado por los administradores de fincas, sobre todo con la previsión de que aumente el interés de otros vecinos por los coches eléctricos.

De hecho, al tener unas normas internas se facilita que los vecinos instalen los puntos de recarga siguiendo los mismos criterios y haya cierto orden con los cables y con la instalación. Se evita así que cada empresa instaladora actúe de cualquier manera ‘sin orden ni concierto’.

¿Podría tener problemas de suministro de electricidad para cargar mi coche?

Según las compañías eléctricas, no hay problema de suministro porque España tiene excedente de electricidad. Pero el problema sí puede llegar por el tipo de instalación eléctrica que tenga el edificio y el cableado utilizado, que podrían no estar preparados para suministrar la electricidad con la potencia que demandan los coches eléctricos. Cuanto más antiguo sea el edificio, más problemas. Por tanto, según se vayan aumentando los puntos de recarga, podría ser necesario un aumento de sección de la acometida (LGA) existente con las consiguientes obras y gastos añadidos.

«La red eléctrica no está preparada para cargar muchos coches eléctricos»: Francisco Carranza, director de Nissan Energy Europa y experto en coches eléctricos

¿Es obligatorio que los edificios nuevos incluyan preinstalación eléctrica para cargar coches eléctricos?

Así es. Desde el año 2014 todos los edificios de nueva construcción deben incluir una preinstalación preparada para recargar coches eléctricos. Esta preinstalación tiene como objetivo facilitar que los propietarios que lo necesiten puedan instalar sus propios puntos de carga sin problemas de suministro.

Enchufe Schuko puntos de recarga
Enchufe tipo Schuko

¿Qué tipos de cargadores puedo elegir para cargar mi coche en el garaje?

Es fundamental elegir el tipo de cargador en función de la capacidad de la batería del coche eléctrico que vas a utilizar. No es igual la batería de 75 kWh del Tesla Model 3, capaz de ofrecer una autonomía de hasta 544 km (según ciclo WLTP) , que la batería de 17,6 kWh del Smart Fortwo, con autonomía que no llega a los 160 km. El concesionario donde compres tu vehículo, la empresa que te lo alquile (si optas por el renting o leasing) o la empresa instaladora te asesorarán sobre el punto de recarga más conveniente en función del coche y de la potencia disponible en la instalación. Aquí tienes las opciones:

  • Toma de corriente doméstica a 2,3 kW: la opción más barata pero también la más lenta para recargar un coche eléctrico, porque se realiza a un máximo de 2,3 kW de potencia. Este tipo de toma es el conector de tipo Schuko con toma de tierra que siempre hay en cualquier casa. Es el más económico, pero no es recomendable y es preferible invertir un poco más en una toma más segura.
  • Green’Up a 3,2 kW: es un tipo de toma como un Schuko, pero que proporciona mayor seguridad ante un posible calentamiento o cortocircuito y mayor rapidez de carga que la toma de corriente doméstica. También es el más asequible y fácil de instalar (sin tener en cuenta el conector tipo Schuko). Para su uso en un garaje comunitario es aconsejable elegir un modelo con cerradura y, si es programable, mucho mejor, para facilitar la recarga automática en horas valle que es cuando la tarifa eléctrica es más barata, si es que tu coche no cuenta con posibilidad de programación. Green’Up es un nombre comercial, pero es la forma más común para referirse a este tipo de tomas.
  • Punto de carga de pared o Wallbox hasta 9,2 kW: es el tipo de punto de recarga más avanzado, seguro y rápido que puedes utilizar para cargar un coche eléctrico como persona particular (no como empresa). Su verdadero nombre es punto de carga de pared, pero la denominación comercial Wallbox es la más popular. Con este tipo de cargador hay que instalar un circuito exclusivo que no podrá superar los 9,2 kW (es debido a la normativa para un punto de recarga particular).
Puntos de recarga eléctrica
Puntos de recarga tipo Wallbox

En nuestra opinión, y dado que los coches eléctricos cada vez se ofrecen con mayor autonomía, consideramos que una potencia lógica a contratar sería de 7,3 kW/h si tu coche admite esa potencia de carga, (consulta con el vendedor del vehículo).

Para que te hagas una idea del tiempo de recarga que necesitas con una potencia contratada de 7,3 kW: el Tesla Model 3 tardaría en cargar 10,3 horas y un Smart Fortwo lo haría en 2,4 horas. Si estás pensando en carga rápida, ten en cuenta que es corriente continua y no está permitida en hogares. Además, los cargadores rápidos o supercargadores no son recomendados para cargar el coche de forma habitual ya que supone un mayor desgaste de la batería. Estos cargadores se recomienda usarlos de forma puntual y cuando vas de viaje.

Aquí tienes los coches eléctricos con más autonomía y sus tiempos de recarga

¿Es obligatorio comprar un punto de recarga? ¿Con quién contrato la instalación y la electricidad?

No siempre es obligatorio comprar un punto de recarga, también puedes optar por un servicio de pago mensual que lo contratarías a través de un gestor de carga. Esta modalidad es más recomendada para personas que alquilan una plaza de garaje.

A la hora de instalar puntos de recarga hay varias opciones. Por un lado, comprar el punto de recarga y luego contratar la instalación a un electricista o empresa especializada y por último contratar la electricidad con una compañía eléctrica (lo habitual es que sea la misma que tienes en casa). Otra opción es comprar el cargador y contratar la instalación a través de la misma empresa. Y también está la opción de que sea el fabricante del coche eléctrico que vas a conducir quien se encargue de darte todo el servicio. De hecho, hay fabricantes que te regalan el punto de recarga y hasta la instalación y todos tienen acuerdos con empresas de electricidad para darte el suministro. Es cuestión de valorar las distintas opciones. Actualmente hay muchas empresas que se dedican a dar estos servicios, no siempre tienes que acudir a las grandes compañías eléctricas.

Y no olvides consultar las ayudas a la compra de un coche eléctrico tanto a nivel nacional como en tu Comunidad Autónoma o ayuntamiento.

Ayudas para instalar puntos de recarga. Claves del Plan Moves

¿Qué precio tiene instalar un punto de recarga?

Al precio del punto de recarga hay que añadir el de la instalación. Una vez pagado esto, ya sólo pagarás el consumo de luz según la tarifa y potencia contratada.

  • Precio punto de recarga Green’Up: desde unos 60 euros uno básico hasta unos 190 euros para empotrar y con cerradura.
  • Precio punto de recarga Wallbox o base mural: el precio parte de los 400 euros.
  • Precio de la instalación eléctrica: dependerá de los metros de cable que se necesiten hasta tu contador individual. Puede variar entre los 400 y 700 euros.

En líneas generales, instalar un punto de recarga de coche eléctrico no suele superar los 1.000 euros. Pero si tu coche eléctrico cuenta con una batería de elevada capacidad, tendrás que valorar instalar un punto de recarga más potente, y el precio será mayor.

Sara Soria
Periodista especializada en motor y seguridad vial. Escribo de coches, motos y movilidad. También soy jurado del Women's World Car Of The Year.

Top Reviews

Video Widget

gallery