fbpx
TodoterrenoNexoCochesPruebasDestacadoHyundai

Ponemos a prueba el Hyundai Nexo, el primer coche de pila combustible de hidrógeno matriculado en España

Hyundai Nexo

Antes de empezar con esta prueba del Hyundai Nexo, el primer coche de pila de combustible de hidrógeno matriculado en España, te voy a explicar de forma sencilla qué es eso de la pila de combustible y cómo funciona.

Porque muchos hablan de ‘los coches de hidrógeno’ y es muy normal pensar que el funcionamiento es similar al de un motor de combustión interna, como los gasolina, diésel o gas GLP o GNC, pero no es el caso.

Así funciona un coche de pila de combustible

Los coches de pila de combustible necesitan el hidrógeno para moverse, es su combustible. Pero no pienses en un motor con sus pistones, bielas y cigüeñal, porque en realidad el motor es eléctrico. Sí, es un motor eléctrico como el que encontramos en cualquier coche eléctrico o EV (Electric Vehicle), como por ejemplo y sin salirnos de la marca, el Hyundai Kona o el Hyundai Ioniq eléctricos.

Reto: De Madrid a Santander y vuelta en el día con un Kona eléctrico, ¿será posible?

Entonces, ¿para qué es el hidrógeno en el Hyundai Nexo? Pues para crear la energía que va a consumir el motor eléctrico. La pila de combustible es capaz de transformar mediante una reacción química el hidrógeno en electricidad. Y es esa electricidad la que alimenta el motor del vehículo.

Hyundai Nexo

Por tanto, como eléctrico es un vehículo con cero emisiones, pero te acabo de decir que hay por ahí una reacción química, que como tal tendrá un desecho. Y así es, pero el desecho resultante de esa reacción química es H2O, agua, agua pura.

Tiene una batería, pero es muy pequeña, más que la de la mayoría de los híbridos del mercado. Esto es así porque en realidad el objetivo de esta batería es almacenar energía para momentos puntuales en los que la demanda supera la capacidad de suministro de la pila de combustible. Es decir, el coche se mueve gracias a la energía suministrada por la pila de combustible, pero si aceleramos fuerte, la batería aporta su carga para dar respuesta a la elevada demanda del motor.

Si tenemos en cuenta que la autonomía con un depósito (en realidad son tres depósitos que suman 156,5 litros de capacidad) es de 800 kilómetros, que podemos repostar y continuar camino y que no emite ninguna sustancia nociva, parece muy lógico que sean muchos los que piensen en la pila de combustible de hidrógeno como la tecnología del futuro para el mundo de la automoción ¿no?

Consola central del Hyundai Nexo

El problema hoy es que hay pocos sitios donde repostarlo, en España por el momento hay seis hidrogeneras (ver mapa), aunque está previsto ampliar este número y, si se invierte en esta tecnología, crecerán más y más. Como sucede con los coches eléctricos y los puntos de carga, el crecimiento debe ir en paralelo.

Datos principales del Hyundai Nexo

  • Se comercializa en una única versión con un único equipamiento (muy elevado).
  • Mide 4,67 metros de largo, 20 cm más que un Tucson y 10 menos que un Santa Fé.
  • Destaca por su amplitud en las plazas delanteras y traseras.
  • Postura de conducción elevada.
  • Centro de gravedad muy bajo.
  • Maletero con 461 litros de capacidad.
  • Batería de 1,56 kWh de capacidad.
  • 3 depósitos de hidrógenos que suman 156,5 litros de capacidad.
  • Autonomía de 800 kilómetros.
  • Potencia máxima de 163 CV.
  • Par motor máximo de 395 Nm.
  • Velocidad máxima de 179 km/h.
  • Aceleración de 0 a 100 en 9,5 segundos.
  • Precio: 65.000 euros.

Prueba de conducción del Hyundai Nexo

Lo más destacable del Hyundai Nexo en cuanto a comportamiento dinámico es que se conduce con total facilidad, como cualquier otro coche eléctrico. Tiene muy buena respuesta desde baja velocidad, empuja con contundencia y de forma continua hasta su velocidad máxima.

Plzas delanteras del Hyundai Nexo

Carece de caja de cambios, tiene una única marcha como el resto de eléctricos y el selector en este caso es una botonera, no tiene palanca. Como el selector es electrónico ocupa muy poco espacio y permite ganar un gran hueco portaobjetos debajo de la amplia consola central.

La ausencia de vibraciones y de ruido mecánico mejoran el confort de marcha en los desplazamientos urbanos. En carretera esta ventaja se reduce porque el ruido de rodadura y aerodinámico casi iguala los niveles de ruido que llegan al habitáculo de cualquier coche con motor de combustión, es normal, sucede lo mismo en los eléctricos.

Tiene levas tras el volante con las que podemos variar la capacidad de retención y regeneración de la energía. Por un lado, podemos ser más eficientes y por otro podemos jugar y hacer más entretenida la conducción, sobre todo en ciudad.

Se trata de un coche grande y no es precisamente ligero, pesa 1.889 kilos, pero los disimula muy bien en las curvas gracias a su bajo centro de gravedad. Sorprende porque viendo su volumen y tamaño no esperas que pueda comportarse tan bien en las curvas.

Dos días con el Hyundai Kona EV, lo que debes saber del coche eléctrico del momento

Entre el equipamiento disponible hay que destacar los asientos delanteros calefactados y ventilados, pero lo más llamativo es el sistema de cámaras en los retrovisores exteriores. Tiene retrovisores físicos, pero las cámaras que hay situadas en estos proyectan su imagen en el cuadro de instrumentos cuando activamos el intermitente.

En realidad, la conducción del Nexo no dista mucho de la del Kona EV, por ejemplo, más allá de las diferencias de tamaño. La gran ventaja del Nexo hoy todavía no está disponible. Su gran ventaja frente a los eléctricos puros es la posibilidad de viajar sin límites. Con el Nexo vas en un coche eléctrico, con la diferencia de que puede llenar su depósito cuando éste se agota. El problema es que en España de momento es más difícil realizar un viaje con un coche de hidrógeno que con un eléctrico. Pero todo se andará y este coche es un paso muy importante hacia ese posible futuro de hidrógeno, porque no es un prototipo, es un coche real y que se puede comprar.

Fotos: Hyundai Nexo

Fotos: Nano Martínez
Agradecimientos: Infova Estudios
Iván Solera
Mi especialidad son las pruebas de coches y motos, pero no descarto las bicis, camiones o cualquier vehículo que se me ponga por delante. También soy formador de automoción y en mi garaje se acumulan los vehículos clásicos populares de dos y cuatro ruedas.

Top Reviews

Video Widget

gallery